Alopecia femenina

 

¿Qué es la alopecia femenina?

 

 

 

alopecia-femenina

 

Para la mujer el cabello es un factor estético muy importante, definiendo su feminidad, seducción y seguridad. Por lo tanto, la carencia del cabello puede llegar a crear un problema social para algunas mujeres.

La alopecia femenina es un problema que, actualmente, suele darse en una de cada cuatro mujeres. Por lo general, las mujeres sufren la caída del cabello por toda la zona superior de cuero cabelludo.

¿Qué produce la alopecia femenina?

 

Los principales factores de la alopecia femenina pueden estar relacionados con aspectos psicológicos como el estrés o tratamientos estéticos agresivos sobre el cuero cabelludo. Aunque también, la caída del pelo puede deberse a una alopecia androgénica relacionada con la predisposición genética, dietas desequilibradas nutricionalmente, problemas hormonales como el hipotiroidismo, el hipertiroidismo o el ovario poliquistico y el post-embarazo.

Factores psicológicos de la alopecia femenina

El estrés resultante de una jornada laboral agotadora, problemas familiares o de otro tipo, traumas psicológicos y otras preocupaciones, favorece una caída anormal del cabello. Además, esta situación se potencia con tratamientos antidepresivos como remedio a estos problemas psicológicos.

Factores hormonales de la alopecia femenina

En algunos casos, los desequilibrios hormonales en la mujer pueden ser la razón causante de la alopecia femenina.

Estos desequilibrios pueden darse en diferentes etapas de vida de una mujer:

 Desequilibrio hormonal por embarazo

No solo durante el embarazo se producen cambios hormonales en el cuerpo de la mujer, si no que antes del mismo, ya se manifiestan cambios en los niveles de algunas hormonas como la progesterona y los estrógenos. Pero sobretodo, tras el embarazo, suele existir una escasez de minerales y vitaminas esenciales para el crecimiento del cabello. Por esta razón es recomendable aumentar alimentos ricos en  Vitamina C y E, y proteínas.

A pesar de que una excesiva caída del pelo puede ser un problema psicológico para las mujeres embarazadas, y más aún durante este período tan delicado, no hay necesidad de qué preocuparse.

El ciclo de vida del cabello se compone de una fase de crecimiento que se extiende desde varios meses hasta años, una fase de interrupción del crecimiento de alrededor de cuatro meses  en la que el cabello es más sensible y , finalmente  la fase final en la que se produce la pérdida del cabello. Este proceso está en constante desarrollo, reanudándose el cuero cabelludo constantemente. Por ello, simplemente hay que establecer algunas medidas que estimulen la rápida recuperación del cuero cabelludo.

Desequilibrio hormonal por menopausia

La pérdida de cabello durante la menopausia es debida a unos niveles menores de estrógenos y de progesterona, cuya producción cada vez es menor. Estos cambios hormonales generan estados de estrés, influyendo en la salud del cabello.

La reducción de estas hormonas supone un aumento de los niveles de andrógenos, siendo estos los causantes de la alopecia androgenética. Este exceso de andrógenos produce  un debilitamiento de los folículos pilosos, transformando el pelo más fino, y frenando el ciclo de vida del cabello.

Junto a ello, hay otros factores que favorecen la alopecia femenina durante la menopausia, como la genética o un estilo de vida inadecuado.

Factores alimentarios de la alopecia femenina

Una alimentación sana, en la que se eviten los malos hábitos como el tabaquismo o el exceso de alcohol es un factor clave para poder frenar la alopecia femenina. Para ello, es necesario tener siempre en cuenta la ingesta suficiente de los siguientes nutrientes:

Vitaminas

Destaca la vitamina D, siendo fundamental para que los folículos funcionen correctamente.

Proteínas

Es uno de los nutrientes principales, y podemos encontrarlo en todo tipo de pescados y alimentos de origen vegetal como el tofu y la soja.

Ácidos grasos Omega 3

Algunos alimentos ricos en Omega 3 son los pescados grasos como el salmón, la caballa y las sardinas.

Ácidos grasos Omega 6

Su consumo es esencial para mantener el cabello saludable, ya que el cuerpo no puede producirlos por sí mismo. Algunos alimentos ricos en estos ácidos son los frutos secos y aceites vegetales.

Ácido fólico, biotina y vitamina B6

Su consumo es necesario si queremos lograr un crecimiento óptimo del cabello. Por ello, podemos incluir varias fuentes de biotina a través de  las almendras, las nueces, la coliflor o el repollo.

Zinc

La falta de este nutriente estimula la rotura del pelo , así como su debilitamiento. Para prevenirlo es recomendable el consumo de almendras, nueves, cereales, aguacates y algunos pescados.

Silicio

Es muy importante para estimular el flujo sanguíneo. Algunos alimentos ricos en silicio son el repollo, la cebolla y la coliflor.

Hierro

Podemos obtenerlo en multitud de alimentos. En verduras como el repollo, las espinacas, el brócoli , el perejil y las acelgas; en frutas como las pasas, los albaricoques , las nueces y las ciruelas; en otro tipo de alimentos como el hígado, la yema de huevo y las ostras.

Tipos de alopecia femenina

 

Alopecia femenina cicatricial

En este tipo de alopecia, la caída del cabello va acompañada de la destrucción de los folículos pilosos, evitando el crecimiento del pelo. Esta situación se da en casos como quemaduras, infecciones bacterias, radioterapia. Entre el 3%-5% de mujeres que sufren alopecia la padecen.

Existen varios tipos de alopecia femenina en los que la caída del cabello es irreversible como la alopecia debida a un exceso de sebo,  en la que se impide la oxigenación de los folículos capilares.

 

Alopecia femenina temporal

La pérdida de pelo es transitoria y el folículo piloso no se destruye, por lo tanto, no impide el posterior crecimiento del pelo perdido.

El tipo de alopecia femenina temporal más común es la alopecia areata, la cual puede ser provocadas por distintos motivos: estrés, estados de nerviosismo, desequilibrios hormonales y genética.

La alopecia areata se asocia a las mujeres debido a  que presentan mayores factores de riesgo como el embarazo, la lactancia o interrupción súbita del uso de anticonceptivos.

 

Alopecia femenina androgénica

Pese a que la alopecia androgénica sea más habitual en los hombres, puede llegar a darse en algunas mujeres. Su origen se asocia principalmente con el inicio de la menopausia, debido a un aumento de las hormonas masculinas frente a una disminución de las hormonas femeninas. No obstante, también existen casos en mujeres menores de 30 años.

La caída del cabello se manifiesta mediante el adelgazamiento progresivo del pelo en la región superior de la cabeza, ampliando la línea central, y haciendo visible el cuero cabelludo.

Alopecia en mujeres jóvenes

 

Una temprana caída del cabello en mujeres jóvenes o adolescentes tienen un fuerte impacto psicológico. Por ello es necesario analizar el problema, y detectar las posibles causas que lo provocan, para buscar posibles soluciones.  En este sentido, podemos estar ante una situación temporal de la caída del cabello, no siendo necesario tratamiento alguno. Sin embargo, también existe la posibilidad de asociar la caída del pelo a una alopecia androgénica por la existencia de ovario poliquístico.

Menos común en el caso de adolescentes es la alopecia areata.

Tratamiento natural para la alopecia femenina

 

En el caso de que no existir factores determinantes de alopecia, podemos prevenirla con una correcta alimentación rica en frutas, verduras y proteínas; y evitando azúcares refinados, el alcohol y los alimentos grasos.

Junto a ello, es recomendable evitar en lo posible la exposición del cabello a altas temperaturas como duchas de bronceado, planchas de pelo o secadores.

Otros hábitos beneficiosos para la salud del cabello son los masajes sobre el cuero cabelludo para mejorar la circulación sanguínea , estimulando la absorción de nutrientes transportados por la sangre a través de los folículos.

Todos estos tratamientos no curan la alopecia, pero si favorece la ralentización del progreso de caída y mejora el crecimiento.

No obstante si estamos ante una alopecia avanzada, cabe la posibilidad de recurrir a transplantes o micropigmentación.

En este sentido, es necesario realizar un estudio del cabello para analizar el daño y el grado de deterioro de los folículos. Algunas de las técnicas evaluativas son el tricograma, que estudia una parte del cabello para determinar cómo se produce el ciclo de crecimiento del pelo, o el mineralograma, que analiza si existe escasez de alimentos.

En la Clínica Élite Láser del Dr.Naranjo podrás aprovecharte de un diagnóstico capilar totalmente gratuito.

¿Tienes alguna duda?

Llámanos al 91 198 24 48

Estaremos encantados de atenderte y resolver todas tus dudas

Reserva aquí tu cita previa

Ven a vernos 

Estamos en Paseo de las Acacias 61 (Madrid)