¿Qué es la Alopecia Androgénica?

 

La alopecia androgénica, o androgenética, es el tipo de calvicie más común, habitual en hombres aunque también está presente entre las mujeres.

La genética juega un papel determinante en esta afección que provoca un aumento de la actividad de las hormonas masculinas o andrógenos sobre determinadas zonas del cuero cabelludo produciendo la caída del cabello.

 

¿Cómo sé si tengo alopecia andrógenica?

Para saber si el tipo de alopecia que tienes es la alopecia androgénica y no de otro tipo, debes saber que esta se produce de manera progresiva. El cabello se va volviendo más y más débil en determinadas áreas del cuero cabelludo y finalmente termina por desaparecer. Se pasa de tener un pelo largo, grueso y pigmentado a un cabello fino, más claro y “velloso”.

 

¿Cómo afecta la alopecia en hombres y mujeres?

La caída del cabello se produce de forma diferente según afecte al sexo masculino o femenino:

 

Alopecia Androgénica masculina:

La pérdida de pelo en el hombre es en zonas muy determinadas pero sobre todo en la parte frontal (entradas) y parietal (en la coronilla). Viene determinada por la sensibilidad de los folículos pilosos en el cuero cabelludo frente a las hormonas andrógenas.

alopecia masculina

 

Alopecia Androgénica femenina:

La alopecia en las mujeres es debida principalmente a un factor genético y asociada muchas veces a un cuadro depresivo.

Se produce de forma más difusa, con pérdida de densidad y con la aparición de zonas clareadas. La caída de pelo en la parte frontal de la cabeza no es tan común, sin embargo, sí lo es en la zona parietal temporal y occipital, es decir, en la parte superior de la cabeza y a los lados.

microinerto capilar en mujeres

 

 

¿Quién puede tener alopecia andrógenica?

Este tipo de alopecia es responsable de la caída del pelo en el 50% de los hombres que tienen en torno a los 50 años, y llega al 70% en edades posteriores.

En el caso de las mujeres no es tan frecuente como en el caso de los varones, sólo se produce en una de cada diez mujeres a partir de los 21 años, pero aun así es más corriente de lo que se cree. Se dice que el 15% de las mujeres lo ha experimentado en algún momento antes de los 40, y casi el 40% a partir de la menopausia.

 

¿Cómo diagnosticar la alopecia androgénica?

Llevar a cabo un diagnóstico precoz es esencial a la hora de evitar que la calvicie siga evolucionando. Se realiza por medio de la observación del paciente y su historial clínico, sobre todo para evitar confundirla con otra clase de alopecia que exigiría un tratamiento diferente.

Normalmente la alopecia puede tener más causas además del factor genético. Por lo que habría que estudiar al paciente para comprobar si está pasando por una fase estrés, depresión, por alguna alteración nutricional o por el consumo de ciertos medicamentos, entre otros muchos factores.

 

¿Cómo evitar la alopecia androgénica?

Hay muchas formas de evitar la pérdida de pelo muchas de ellas tienen que ver con nuestros hábitos del día a día como por ejemplo durante el lavado, tratar de no frotarnos mucho la cabeza, usar un champú que se ajuste a nuestro cabello, aclarar bien, terminar con agua fría e intentar no lavarlo en exceso, lo ideal sería entre 2 y 3 veces por semana, ya que un exceso de lavado elimina la grasa que es necesaria para el cuero cabelludo.

También es muy importante cuidar nuestra alimentación, hacer ejercicio, no fumar y evitar el estrés son unas de las mejores formas con las que puedes ayudar a mejorar el estado de tu cabello.

Otro factor que puede influir es evitar los cambios de temperatura extremos, sobre todo con el calor, estos cambios de temperatura podrían surgir con el uso del secador,  o en verano, momento en el que convendría cubrir la cabeza con algún sobrero o gorra.

 

¿Qué tratamiento tiene?

Existen varios métodos para tratar la alopecia androgénica, aunque no esté probada científicamente la efectividad de muchos de ellos. Los tratamientos más efectivos en la caída del cabello son tres:

Minoxidil, que se aplica directamente sobre el cuero cabelludo.

Finasterida, que se ingiere por vía oral.

Con los dos tratamientos anteriores se observa un crecimiento y engrosamiento del cabello entre los 6 y 12 meses tras su aplicación, que no puede ser permanente. No obstante, una vez suspendido el tratamiento, la alopecia regresa de nuevo

Trasplante de pelo, el cual se puede realizar de varias formas, siendo las más comunes la Técnica FUE y la técnica FUSS. Es la alternativa con mejores resultados, especialmente a medio y largo plazo.

El trasplante capilar

 

Técnica FUSS

Una técnica para realizar el injerto capilar es por medio de la técnica FUSS, que es un proceso bastante corto pero que genera menos unidades foliculares que la técnica que se verá a continuación.

Los pelos de la zona donante se extraen junto una fina banda de piel que se  suele obtener de la zona posterior o de la zona lateral de la cabeza. Más tarde ésta porción extraída, se sutura.

 

Técnica FUE

La técnica FUE es uno de los modos de trasplante capilar más exitosos y eficaces, ya que produce unos resultados muy naturales.

El implante se realiza pelo a pelo. Su procedimiento se basa en extraer una a una las unidades foliculares elegidas de la cabeza, que suele denominarse “zona donante”, para después realizar el implante capilar en el área con ausencia de cabello. Requiere rapar previamente parte de la cabeza para poder distinguir mejor las unidades foliculares más apropiadas para implantar.

 

Las ventajas de la técnica FUE sobre la FUSS son:

-No queda cicatriz porque no requiere hacer sutura en la zona donante.

-Los pacientes que no disponen de una tira suficientemente apta para reimplantar, pueden emplear la técnica FUE.

-Además, el método FUE puede servir como un buen complemento de la técnica FUSS cuando la tira a usar en el reimplante capilar necesita más unidades foliculares.

 

La alopecia androgénica tiene solución. Ponte en las mejores manos. El Dr. Naranjo es especialista en trasplantes capilares. Desde la Clínica Élite Láser podrás realizarte un diagnóstico totalmente gratuito.

 

Opiniones de algunos de nuestros pacientes

Me ha cambiado la vida. Antes del trasplante de cejas tenía que ir todo el día con gafas de sol e incluso con una pamela. Ahora salgo más contenta a la calle y ha crecido mi autoestima Lola

Cantante soprano

La falta de pelo empezó a afectarme muchísimo. Cuando íbamos a una cena siempre me ponía en la esquina y nunca debajo de un foco o una luz. Dejé de salir en todas las fotos. Decidí que no quería vivir más tiempo con esa sensación, y tras el trasplante puedo decir que soy otro… o más bien soy el de siempre, el que siempre había sido hasta tener ese complejo. Borja

Comercial

Siempre he tenido el pelo muy finito, me lo tenía que peinar “ahuecando” un poco para darme más volumen y parecía que era más mayor, pero la cosa empeoró tras la menopausia. Empecé a perder muchísimo pelo en la coronilla. No quería salir de casa porque siempre he sido presumida. El microinjerto de cejas fue un acierto en mi caso. Lo recomiendo Rosaura

Ama de casa

Llevo toda mi vida rapándome. A los 23 me diagnosticaron alopecia areata y yo me veía super mayor con la calva en medio de la cabeza. Mi mujer me animó a informarme y decidí hacerme un implante de pelo con el doctor Naranjo. Agradezco su trato y los excelentes resultados obtenidos. Felipe

Responsable dpto. nuevas tecnologías

¿Tienes alguna duda?

Llámanos al 91 198 24 48

Estaremos encantados de atenderte y resolver todas tus dudas

Reserva aquí tu cita previa

Ven a vernos 

Estamos en Paseo de las Acacias 61 (Madrid)